Semillas de Lino o Linaza y sus Efectos sobre las Hormonas

Las semillas de linaza o de lino son semillas muy populares, al mismo tiempo son muy densas en nutrientes y ricas en fibra. Su efecto sobre las hormonas es un tema de interés para la comunidad científica.

Al margen del aspecto nutricional, las semillas de lino contienen una clase de sustancias químicas conocidas como lignanos.

Los lignanos son un tipo de antioxidante que se encuentra en las plantas que también pueden ser consideradas como fitoestrógenos o estrógenos vegetales.

Si estás experimentando síntomas de menopausia o cualquier tipo de problema relacionado con hormonas femeninas, probablemente has encontrado numerosos artículos alabando las propiedades benéficas de los fitoestrógenos que se encuentran en el lino, para dichos problemas.

Si bien no hay duda que el lino es un alimento nutricional, los efectos sobre las hormonas todavía es un tema controversial.

La verdad es que el papel de los fitoestrógenos en el cuerpo humano aún no está bien comprendido y hay una división considerable en la comunidad científica cuando se trata de si estos compuestos son beneficiosos o no.

El estrógeno, el lino y el cáncer

Generalmente hay dos corrientes de pensamiento cuando se trata de fitoestrógenos.

Los fitoestrógenos actúan de forma muy similar al propio estrógeno del cuerpo cuando se consumen.

Si bien el estrógeno es vital para la salud, el exceso de estrógeno es un problema y puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer.

Y desafortunadamente, cuando se trata de estrógeno, ya estamos suficientemente expuestos a cantidades peligrosas a través de formas antinaturales conocidos como xenoestrógenos.

El primer grupo de científicos cree que los fitoestrógenos pueden aumentar los niveles de estrógeno fluctuantes en la sangre.

Por lo tanto, plantea un aumento en el riesgo de cáncer.

En particular a las mujeres que ya sufren predominio de estrógeno.

La otra corriente cree que los fitoestrógenos pueden ayudar a regular los niveles de estrógeno y garantizar que no se eleven demasiado hasta el punto de bloquear al propio estrógeno del cuerpo, hasta evitar su unión con los receptores.

¿Cuál es el efecto sobre las hormonas de las semillas de linaza?

Hasta que el mecanismo exacto de los fitoestrógenos pueda ser identificado, es poco probable que esta pregunta se pueda responder con certeza.

Es cierto que muchas mujeres reportan una reducción significativa de los sofocos y otros problemas menopáusicos después de consumir lino a diario.

Sin embargo, también hay mujeres que informan de empeoramiento de los síntomas después de comer el lino.

Si estás experimentando problemas hormonales o existen antecedentes de cáncer en tu familia, podría ser prudente evitar el lino en este momento.

Si decides consumir semillas de linaza o de lino, debes tener cuidado con la cantidad.

Algunas guías nutricionales promueven el uso de 2 a 5 cucharadas de linaza por día.

Es es una cantidad sumamente excesiva de semilla de lino.

Debes tener en cuenta que si bien el lino fue consumido por nuestros antepasados, difícilmente podían comer grandes cantidades cada día.

.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*