¿Sabes por qué no deberías tender la ropa dentro de casa?

¿Cuántos de los aquí presentes hemos colgado la ropa para que se seque en un tendedero dentro de casa? Seguro que muchos. Pues resulta que esta costumbre tan habitual es más perjudicial de lo que nos pensamos.

Parece que secar la ropa de este modo es algo inofensivo, pero estamos equivocados. Cuando la ropa se seca, la humedad no desaparece por arte de magia, si no que se acumula en nuestra habitación.

Este acto tan inocente entraña cierto riesgo para nuestra salud

Una cesta de lavado normal contiene unos 2 litros de agua. Este agua contribuye a aumentar en un 30% la humedad de nuestra habitación. No suena muy dramático e incluso parece bueno si vivimos en climas secos. Nada más alejado de la realidad.

El aumento de humedad ambiental unido al calor de nuestra habitación favorece la aparición de moho y hongos. Al principio pueden no ser visibles al ojo humano, pero eso no implica que no estén ahí.

Así puede llegar a acabar nuestra habitación

Para personas con asma o sistemas inmunitarios más débiles de lo habitual pueden llegar a causar graves problemas de salud. El profesor David Denning, director del Centro Nacional de aspergilosis en Manchester, lo advierte así en sus últimos estudios. Alergias, aumento del asma, incluso, en los casos más graves, infecciones pulmonares severas.

Para evitar la proliferación de estos hongos y, en consecuencia, sus posibles infecciones, los expertos recomiendan seguir uno de los siguientes consejos:

– Secar la ropa fuera de casa, al aire fresco
– Utilizar una secadora
– Tender la ropa en una habitación bien ventilada al exterior

Siguiendo estos sencillos consejos el riesgo de que aparezcan hongos en la vivienda se reduce considerablemente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*