Hipertiroidismo: Síntomas, dieta y alimentación


El exceso de las hormonas T4 y T3 (tetrayodotironina y triyodotironina) producidas por la glándula tiroides origina lo que se conoce como hipertiroidismo, un trastorno que cuando está provocado por los tiroides suele desaparecer de manera espontánea. Sin embargo, en otros casos, será necesario seguir un tratamiento prescrito por el médico. La encargada de regular la secreción de estas dos hormonas (T4 y T3) es la denominada TSH (hormona estimulante del tiroides). Cuanto más altos sean sus niveles, peor está funcionando la tiroides. ¿Cuáles son las causas que pueden provocar hipertiroidismo?, ¿qué cambios debemos hacer en nuestra dieta?

Causas
Las causas pueden ser varias, provocando diferentes hipertiroidismos. El más común es el denominado trastorno de Graves, conocido como bocio. El bocio tóxico nodular o multinodular es otro tipo que se produce cuando determinadas zonas de la glándula tiroides son más sensibles a la hormona que la estimula, originando los nódulos. Otra causa del hipertiroidismo es la inflamación de la glándula por defensas anómalas o por infección de virus. El exceso en la dieta de yodo, e incluso algunos medicamentos, también pueden estar detrás de este trastorno.

Síntomas
El hipertiroidismo, en la mayoría de sus tipos, afecta al metabolismo, y entre los síntomas más comunes se incluyen el pulso acelerado, sensación de calor, aumento de la sudoración, nerviosismo, temblor, cansancio, uñas y pelo frágil y pérdida de peso pese a no haber variado la dieta. También pueden aparecer diarreas con frecuencia y, en el caso de las mujeres, provocar reglas irregulares. De igual manera hay que controlar la glándula para ver si hay nódulos.

Dieta

La clave reside en el yodo, cuya ingesta debemos controlar si padecemos hipertiroidismo.

Así, por ejemplo, es importante evitar la sal yodada y sustituirla por sal dietética. De igual manera, hay que tener en cuenta que este trastorno puede aumentar la presión arterial, por lo que hay que vigilar el consumo de sal, especialmente la sal oculta. Cuidado con alimentos como los embutidos, quesos, ahumados, conservas, así como las algas, que suelen ser saladas y contener mucho yodo.
Alimentación
¿Qué comer? Verduras, frutas y frutos secos se incluyen entre los mejores aliados en caso de hipertiroidismo. En el capítulo de las verduras, las coles de bruselas, brócoli o repollo, ricas en un potente antioxidante conocido como ácido cafeico. El mismo que podemos encontrar en las legumbres, naranjas o en los frutos secos.

En cuanto a las frutas, melón (rico en litio), granadas y uvas, ricas en ácido elágico, un antioxidante que ayuda a regular el sobreesfuerzo del tiroides. Por el mismo motivo conviene hacerle un hueco a las nueces. Y otro alimento que también es bueno en este caso es la borraja, rico en ácido rosmarínico para ayudar a regular la tiroides. El mismo componente lo tiene el romero, planta con la que puedes hacer infusiones.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*