¿Es saludable comer frutas en ayunas?

Respecto al hecho de consumir frutas antes de desayunar, hay diversas creencias. Están quienes creen que no está bien hacerlo y están los otros, que consideran que el mejor complemento que puedes adicionar a tu dieta diaria es una fruta cuando estés en ayunas.

¿Qué será mejor?

Sin duda alguna, la fruta resulta ser un alimento perfecto para empezar el día, pues no requiere de gran cantidad de energía para ser procesada por nuestro aparato digestivo y, además, le ofrece distintos beneficios para el funcionamiento de todo el día. Además, las frutas son consideradas como los únicos alimentos capaces de hacer trabajar al cerebro más rápidamente, ofreciendo un equilibrio con las demás partes del cuerpo.
Por otra parte, encontramos que en las propiedades de las frutas están los elementos más importantes para el buen funcionamiento de nuestros sistemas. En el caso de la fruta, vemos que su mayor contenido es la fructosa, la que generalmente está compuesta por aprox. 95% de agua. Y al hablar de agua, hablamos de una limpieza y de una fuente de alimento que están actuando en nuestro cuerpo.

¿Cómo comer las frutas?

El problema al consumir frutas es que la mayoría de personas desconoce el método adecuado para consumirlas. En este caso, lo que debe hacerse es consumir las frutas cuando estamos en ayunas o cuando tenemos el estómago vacío.

¿Por qué consumir las frutas cuando estamos en ayunas o cuando tenemos el estómago vacío?


Éste es el verdadero método eficaz para consumirlas, pues las frutas, en el principio de la digestión, no están siendo digeridas por el estómago sino por el intestino delgado. Lo que sucede con las frutas es que pasan rápidamente por el estómago y, a continuación, van al intestino, sitio en el cual liberan sus azúcares.
En cambio, si junto a las frutas tuviéramos almidones, papas o carne, las frutas no realizan el proceso de llegar hasta el intestino, que es donde pueden realizar su mejor función, sino que empiezan a fermentarse.

¿Qué pasa cuando comer frutas me sienta mal?

Si comes frutas y sientes después un sabor desagradable en tu boca o sientes molestia o pesadez en el estómago, es porque seguramente no las comiste de forma adecuada y tu estómago no estaba vacío.

Otros contextos…

Si entre tu rutina sueles consumir antes del desayuno jugo envasado (procesado o comprado) o jugo en lata o en recipientes de vidrio, te recomendamos que lo evites, pues el hecho de que esté allí es porque seguramente ha sido calentado en su proceso de producción, lo que hace que la estructura original del jugo se vuelva ácida y, a su vez, los conservantes.

Hablando de beneficios


El hecho de consumir frutas en la mañana no sólo le está dando menos pesadez a tu dieta, sino que está aportando sus bien marcadas propiedades naturales, así como:

  • Ayudar a protegerte contra las enfermedades del corazón.
  • Fortalecer los vasos capilares, en especial aquellos vasos débiles, que están constantemente provocando ataques cardíacos o sangrados internos.
  • Con su contenido de bioflavonoides, evitan que la sangre llegue a espesarse y obstruya las arterias.

¿Cómo hacer eficaz la dieta con frutas?

Si eres de los que acostumbran salir de la cama y consumir muchísimos alimentos, sin que pueda faltar el pan con mantequilla y el café, seguramente estás empezando mal el día, pues estás llevando a tu estómago elementos que te llevarán el día entero para digerir. Por eso, lo que debes hacer es pensar en alimentos de fácil absorción y que limpien tu cuerpo, así como las frutas.
Si te es posible, intenta consumir sólo frutas y jugos frescos al levantarte o hasta el mediodía. Implementando el consumo por más tiempo, le darás al cuerpo la oportunidad de irse limpiando más rápidamente.

Otras recomendaciones


Si vas a consumir las frutas o los jugos, procura siempre que no estén muy fríos o helados, pues esto hace que se solidifiquen los componentes y que retarden la digestión.
Para después de tus comidas, podrías empezar a implementar un té caliente o, si lo prefieres, un poco de agua caliente. Lo que estos hacen en su temperatura es ablandar las grasas para que puedan eliminarse más rápidamente y facilitar la digestión.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*